Fuegos lejanos

Hoy ando inspirada en esto del bloggeo. Este poemita lo escribí hace algunos ayeres, cuando, como quien dice, gritaba yo por la herida, y no por el arte mismo. Este poema es, como lo fueron aquellos fuegos lejanos y el bien merecido título de este conjunto de versos dispersos, “Espinas”.

 

Dulce y disfrazado de un juego
Para estallar, viniste, en flamas

Por tu voz, destrozada, ruego

Pierdo mi fé y tu siempre ganas

 

Cielos pintaste con sonrisas

Tornaste un día todo en color

Mas sin palabras ya quitas

A el vino todo su sabor

 

Mi secreto te di de obsequio

Dilo yo todo y nada diste

Mi corazón sería tu lienzo,

Mas tú, ser mi llanto escogiste

 

Rechazas pero das un suero

Analgésico eres, y engañas

Cada hiriente pecado absuelvo

Mi voluntad, con miradas, matas.

 

Lluvia que causas entre risas,

Éxtasis que ayer me dio valor

Sin aliento dejas, retiras

Ensueño que una vez trajo tu olor

 

Ardiente está un corazón necio

En mi piel tu nombre escribiste

Le has puesto a mi sonrisa precio:

La loa que siempre quisiste.

 

Aunque hiciste de mi alguien nuevo

Robaste mi espíritu y alma

Creaste para ahogarme luego

Ilusión excitante, insana.

 

Narciso, que mi mente irrita

Abuso que insulta a la razón

Más mi amor, atado, vacila,

entre una dulce voz y mi honor.

 

Mis ojos anhelan desprecio,

Pero en mi mal, tu bien leíste

Tus juegos, un falaz convenio

Cedí la vanidad que heriste.

 

Por tus labios, tu pelo, muero

Me haces caer, mi paz profanas

Con tus excusas yo tropiezo

Te miro y de mi orgullo escapas

 

En mi debilidad atinas

Lo eres todo, y me da temor

Pues en mi, esperanzas mitigas

Mas algo en tu boca a ti me ató.

 

Ahora ya todo es silencio:

Flores marchitas, todo fuiste

Tu canción me dio otro comienzo,

Mas días tan rotos, jamás viste

Sin muchas esperanzas de nada y con la única esperanza de que estas líneas jamás alcancen los ojos de quien las inspiró, dejo estas palabras de fuegos y días de explosiones cardiacas, momentos de los que tan solo quedarán cenizas y la melancolía de aquel que sintió mucho en un pasado no tan lejano.

Advertisements

3 thoughts on “Fuegos lejanos

  1. Los hombres heterosexuales son la hueva suprema, por eso la idea es ir con tu amiguito a ligar con chicas desesperadas que no vienen al caso
    tq chiquititaaa, ya acabé de comment-ar

    • pobre borracha, le rompiste el corazón
      haciendo referencia a la entrada, gracias por ayudar a apagar ese fuego mío.. jajajajajaja

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s