All those yesterdays…

Te extraño. Lo sabes: te lo han dicho. Estos últimos días son más que suficiente prueba de que esto es cierto y siempre lo ha sido: unos días más intensamente que otros. Hay algo que falta en esta solitaria y amontonada ciudad; una canción mía de la cual solo tu conoces la letra.
Intercambiamos palabras de nostalgia, de rencor, de miedo, de esperanza. Intercambiamos todas las palabras que pudimos pronunciar y sin embargo queda eso que no se dijo. Eso que no sé que es. Si supieras, amigo, como lamento que el día en que te empezaste a ir fue el día en que decidí que te quería como a nadie.
Nunca he sido oportuna, y no eres la excepción. Perdón por el mal momento para quererte, perdón por muchos malos momentos. Perdón por meterme en tu cabeza cuando no debí; perdón por nunca decir más de lo que tu decías, por no decir más de lo estrictamente necesario. Perdón por solo demostrarte cuanto te quiero cuando ya no tiene sentido ese cariño, cuando ya nada tiene sentido ni pide uno. Perdón por solo ser el retrato perfecto en retrospectiva.
No supe nunca como decirte cómo te extraño y cómo me haces falta. Ahora, después de tantas despedidas, no sé como despedirme. Todo cambió. Y una vez más, tengo la ligera sospecha de que yo tengo la culpa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s