At least I’m known for something

Hago constar aquí que sigo teniendo miedo. Hago constar que sigo pensando en tí y todo lo que significas, has significado y peor aún, lo que podrías seguir significando. Hago constar también que mi vida ha sido un ensayo de prueba y error, screwing it up big time since 1990.

Hoy tengo miedo de todo lo que ya hice y sigo haciendo, de cómo la sigo cagando cada que puedo, como sigo llenando huecos a costa de la gente que, a diferencia de muchos otros, si le importa un sorbete mi vida y existencia. Cómo soy rara y tonta, me importa quien me lastima y lastimo a quienes les importo. Nice going, diría yo.

Tengo miedo de seguir arrastrando a la gente que no me ha hecho nada malo por el desastre que hicieron unos pocos, a los que sigo sin poder perdonar del todo y sin embargo sigo ahí, subconcientemente esperando que despierten o que me pidan perdón o cualquiera de las mil cosas que nunca harían, unos porque no tengo realmente de qué perdonarlos más que de imaginarlos como lo que no eran, y otros porque simplemente no les importa y no les va a importar, o simplemente no pueden articular esa importancia por su gran ego, orgullo, o cualquier otra que pueda ser la razón.

Tengo miedo porque sí hay gente que me ha querido, y yo la he embarrado en mi propio desmadre, como patadas de ahogado que doy para mi propio beneficio. Talvez no ha sido mi intención, pero lo he hecho. Lo he podido evitar, no sin un esfuerzo de mi parte y una falta de egoísmo sobrehumano, y no lo he hecho. Me las he dado también de Robin Hood, de justiciera repartiendo golpes a quienes han hecho daño, incapaz de creer que pueden cambiar. He intentado compensar mi pensamiento, mi nostalgia y falta de carácter con una amistad que puede terminar matándome, que es sincera y al mismo tiempo es falaz como pocas cosas, con un esfuerzo subnormal por algo que quisiera que me perteneciera.

Me da miedo que me termine matando eso que creí hacer para salvarme. Tengo miedo de cometer más errores y de seguir cobrándola con las personas equivocadas. Tengo miedo de ser la peor pinche persona del planeta. También le tengo terror a quien pueda leer este blog. A quien le pueda entender e identificarse con alguno de los personajes que  he descrito brevemente como víctimas o victimarios.

Hoy tengo más miedo que ayer. Y eso también me da miedo. (Debería de poner un fucking “Querido diario:” al comienzo de estas entradas. Lo que es necesitar hablar por las heridas, caray.)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s