Limpieza y renovación

Primero me cambiaré de casa y luego me voy a estudiar fuera. Así que primero debo deshacerme de lo que no me sirve y después escoger qué me quiero llevar conmigo: en mis maletas, en mi memoria. En esas estoy, en limpieza y renovación. Y es cansado, no crean que no. Cuando te das cuenta ya no puedes parar: tienes tres basureros llenos, una pila de cosas para darle a alguien que pueda utilizarlas y más cosas para guardar de las que caben en tu cabeza y en tu clóset. Es todo un arte, esto del Reset.

Limpieza porque hay papeles de más, carpetas que vaciar, recuerdos que olvidar y sentimientos que desechar. Renovación porque la gente cambia, y con eso cambiamos de parecer. Renovamos afectos, prioridades, opiniones. Con una próxima movida de miles de kilómetros, no se puede evitar pensar que algo más va a cambiar, además de mi guardaropa y plan de estudios. Así que, a renovarse. Pfff, ¡que fuerte!

Lo difícil es la decisión, la indecisión. Y lo peor es que se debe encapsular todo, guardar todo, ponerlo en cajas para sacarlo hasta nuevo aviso, hasta que se llegue al destino. ¿Y qué haces cuando todo está en cajas, donde nadie lo pueda tocar, mover, alterar, encender? Los gajes del oficio, a lo que se enfrenta uno cuando cambia uno de dirección.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s