De inconformidades y nuevos downloads

Hoy anduve en eso de bajar música y limpiar mi iPod. Vaya que descubrí cosas interesantes… en mi lista de menos escuchadas está el “indie” (cuya no-existencia creo ya había argumentado… sino pues así la dejo por ahora) genérico.

Podría armar una tésis entera con mis opiniones (fundamentadas o no, por lo cual no haría una muy buena tésis, indeed) acerca del indie y esas joterías. Pero eso no es de lo que quiero escribir hoy. Quiero escribir acerca de mi necesidad de descubrir música nueva pero que tenga feeling. Si, con feeling, no un pitido aleatorio con balbuceo aleatorio y voz como de que se acaban de levantar. A algunos les queda el estilo, pero a la mayoría no.

[Contexto: tengo una lista de muchas, MUCHAS – en serio, son muchas – bandas de las cuales debo bajar canciones, para expandir su espacio en mi iPod o recién para descubrir cual es su deal.]

Me encanta la música, por cierto. Me gusta de toda, y todo el tiempo. Yo soy de esas que bien podría tener un soundtrack, nombrando una canción exacta para cada persona, cada situación, cada emoción, cada entrada y salida en escena.

El problema: la música sin emoción. La música que no cabría en ningún momento de mi soundtrack porque no dice nada. O dice algo, pero no convence a nadie. En serio no tengo bronca con ningún género: cada cual tiene su momento, su mood y su encanto. Pero esas letras que no se entienden, no porque sean complejas sino porque no hablan bien (no hace falta mucho para entender que un puberto se droga y se droga y se droga); ese sonidito ligeramente cambiante que no es que no tenga mérito, solo no tiene chiste;  esas mil bandas que ponen un The al comienzo y ya son un cool band name… eso no es mi hit. Y les doy chance, las escucho. Las escucho y borro gran parte de su repertorio.

Talvez otras bandas similares están en mis 100 más escuchadas, talvez seré hipócrita al decir esto cuando mi músico favorito está en portadas de revistillas indie, talvez simplemente soy yo la payasa. Talvez fue sólo suerte, fue sólo el escucharlas en un mood distinto al suyo. Talvez, o talvez tengo razón en pensar en que hay demasiadas nuevas bandas, demasiada gente en el mundo que cree tener algo que decir. And then again, ellos pueden decirlo y yo puedo simplemente no escucharlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s