Danger, Will Robinson, Danger

¿Quién iba a saber que te vería de nuevo? Y ahí viene la duda, la emoción, el deseo, la vida que me diste sin saberlo.

Ya había botado ese sentimiento inútil al bote de basura (¿o fue al de reciclaje? No recuerdo exactamente). Si las coordenadas no concordaban, ¿de qué servía llorar por tí? No eres el primero ni el último. Ni el mejor. Lo que sucede es que eres perfecto, y yo que te miraba con mis ojitos llenos de todo.

Y te veré proximamente, ¿quién iba a pensarlo? Ya se verá, si me gusta el peligro, y más interesantemente, si nos gustamos los dos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s