Cuando te pienso, escribo un haikú.

Te quiero un poquito cada día. A veces no te quiero nada. Por momentos me sonrojo y me quiero enamorar de tí, otras veces no se me ocurre que tú existes, no me acuerdo de la posibilidad que hay en esa mirada tuya que quiero comprender pero al mismo tiempo no quiero. Que si la comprendo se pierde el chiste, se acaba el juego, el vaivén se queda inmóbil y el “nosotros” se desvanece.

Creo que no eres tú, sino quien yo quiero que seas. Quiero sentir bonito cuando te veo. Podría ver a cualquiera, pero decido voltearte a ver a tí. Quien sabe de quien me quiera enamorar mañana, pero por hoy tu eres la estrella.

Amo esto de querer de a poquitos, de sentir maripositas solo por segundos, segundos que duran una eternidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s