buscando lo que ya encontramos

Tengo la firme convicción de que estamos buscando lo mismo, o algo suficientemente parecido como para cocinarse en el mismo comal, vaya. Poniéndole distinto nombre, perdiéndonos un poco (o mucho) en las definiciones, categorías y demás patrañas, y sobretodo haciéndonos muchas muchas bolas es que no distinguimos bien lo excelente que funcionaríamos si nos dejáramos de pequeñeces.

No te quiero con toda el alma, y no te voy a decir lo contrario. No me quieres con toda el alma, y esa sinceridad tuya que tanto me gusta no te permitiría mentirme. Así con todas sus letras, ¿qué más daría? Si le dejáramos de poner tanta atención al ruido de la normalidad y la moralidad y el zumbido romanticón que nos grabaron en la mente desde peques, estoy casi segura que escucharíamos la mismita canción.

¿A qué le tienes miedo? Mis sentimientos están tan lejos que ni escucharían la fiesta que se armaría por estos rumbos. Tus sentimientos, por lo que entiendo, tampoco se enterarían de mucho. Entonces, ¿cuál es el problema? Yo no veo el problema, la verdad. Solo te veo a tí, y hoy tú te ves muy bien.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s