11/30: ONCE autores.

Si, si, yo sé que ha habido días en que no escribo. Pero es que ando freída entre ensayos anticapitalistas y respuestas a cuestionamientos del judaísmo. Muy diversos mis deberes. Pero en fin, este es mi número ONCE: autores que me han cambiado, o me han hecho preguntarme porque no hay más como ellos, o me han hecho desear que yo hubiera escrito esa línea de ese libro en ese tono. Por supuesto hay muchísisisisimos autores que no he leído, y otros cuantos – espero pocos – que he pasado por alto. Pero pues por el órden este que me agandallé, vamos por los 11.

1. Kurt Vonnegut. Porque es un genio y tiene un humor negro como pocos y una agudeza intensa y francamente orgásmica.

2. Dorothy Parker. Me da a ratos razones para odiar a los hombres, para odiar a la vida, para odiarme a mi misma, y sin embargo lo dice todo ello bien bonito. Como quisiera poder escribir tan chido sin estar tan tan dañada.

3. JK Rowling. Es un cambio medio áspero a la lista, con el que arriesgo mi credibilidad (y el que sigas leyendo este post, talvez). Triste o no, empecé a leer con constancia gracias a ella. De peque, ni quien lograra ponerme frente a un libro. Pero entre la moda y lo mágico y lo facilito de leer, Harry Potter me mantuvo sentadita volteando páginas y me di cuenta que no era tan mala idea.

4. Jorge Luis Borges. Porque me cuesta un huevo y medio entenderle, porque me hace pensar, porque a la fecha hay cosas que no le comprendo. Porque me avienta en la cara 5 kg de complejidades con cada cuento corto que le leo.

5. Marcelo Figueras. No tengo muchas razones, solamente que me dio Kamchatka. Quien me conozca bien sabrá lo que eso es.

6. Emily Dickinson. Por ser esa vocesita crítica y ese pedestal que nunca alcanzaré pero le puedo echar ganas.

7. Oscar Wilde. Ufff. UFFF. Ni palabras tengo.

8. Charlotte Brönte, que es la representante más clasicona en mi librero. Cómo la quiero.

9. Albert Camus. Por enamorarme del existencialismo.

10. Irvine Welsh. Porque la vida sería demasiado aburrida sin él y sus mateys.

11. Herman Hesse. Fue de mis bellezas literarias introductorias hacia cosas más amplias, y aun así sigue siendo de los favoritos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s