Bilingüe

De repente, en medio de mi ñoñez y la estudiada, me vienen epifanías. Ustedes perdonarán.

La definición para una persona bilingüe es que puede escribir y hablar con fluidez en dos idiomas. Y pues pienso yo, “A huevo, soy bilingüe”. Puedo expresarme excelentemente bien tanto en inglés como en español; mejor en español, pero bastante bien en ambos. Escribo formal e informalmente sin problema, me hago entender, hago chistes y tengo un número decente de datos culturales y regionalismos con los cuales entretener a mis amiguitos angloparlante. Perfecto, yippee, soy bilingüe.

Pero luego convivo, aprendo, converso, salgo en citas, a bailar, a clases. Se me ocurre el punto en el que uno es lo más bilingüe posible: cuando se puede uno reír igual en ambos idiomas. Say wha? Me doy cuenta acá en Canadá que cuando más me río, cuando mejor me la paso, ha sido casi siempre en español. ¿Coincidencia? No creo. Hace falta más que fluidez para ser absolutamente bilingüe. Hace falta intimidad, complicidad, comodidad, confianza.

Yo sé que no me río igual en inglés. Me río mucho, me río agusto, pero no me río igual. No digo (pues no creo) que el español sea mejor. Sólo es más como yo. Y pues es muy pronto, claramente. Siento como me voy riendo más en inglés, como me voy acercando más a gente que aunque no entiende de dónde vengo, más o menos me entiende a lo que voy, y yo a ellos. Paso a pasito, paso a pasito.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s