Excepción.

¿Qué se siente ser la única  que pisa estos suelos de amaneceres líricos? Eres especial. De una forma muy especial. No me convienes, no te convengo; entonces, ¿qué pasa? Te entiendo y no lo hago y sigo pensando en lugar de estudiar. En lugar de actuar, de hablar, sigo pensando como siempre lo hago y nunca debo.

¿Qué se siente? Porque creo que no sientes nada. Un paso más o un paso menos, una noche o un día o muchas noches, no parecen tocarte. No puedo confiarte nada que importe. La pregunta es, ¿me importarías? Creo que no pero algo me dice que sí. Tu forma de ser tan ‘SOLO TÚ’ me dice que talvez sí.

Tus movimientos y tus ojos me dicen que talvez no. Y nunca sé, porque no puedo confiar ni en mi misma en estos rumbos. Y es que eres tan única, no solo por tí misma si no por lo que me haces, que ni cómo saber en qué terminará esta historia.

Pero, tú cuéntame, cuando tengas tiempo y ganas, ¿qué se siente? Tanto desfile al cual ni puse atención, ¿qué se siente que me acuerde sólo de tu nombre?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s