We can do it (parte 2)

Aunque ya había pensado en esto antes, una imagen que encontré en Facebook que resumía bastante bien mi pensamiento me invitó a ponerlo en papel.. o en blog, en este caso.

Tanto les gusta criticar y discutir (como si fuera de su incumbencia, realmente) aquí que si el hijab o no el hijab, que si las mujeres en el Medio Oriente viven reprimidas y SuperCanadá debe salvar a las pobrecillas con su Superpoder SuperFeminista. No voy a discutir si sí viven reprimidas. Ese no es mi punto. Mi punto es que mucha gente acá piensa que porque las chicas occidentales andan semiencueradas por la vida van ganando la batalla feminista. Así como las que se tapan por complacer una idea masculina (en el caso del Islam) estan siendo oprimidas por esa idea y por esos hombres, no me pueden decir que las de acá se desvisten porque así son más felices y realizadas y son mejores personas por ello. Es (sobresimplificando, una vez más) porque el modo occidental de ganar poder siendo mujer es por medio del cuerpo. La que enseña, gana, ¿no? Y, díganme pues, ¿de quién es esa idea? Pues de un hombre. Una chica que se debería de vestir de tal o cual forma si quiere tener éxito, sigue estando reprimida.  

Es igual con el sexo. No hablar nada del sexo nunca y no hacerlo hasta el matrimonio y todas esas “cosas horrorosas y opresivas que enseñan en Medio Oriente y en el Tercer Mundo” son patrañas patriárquicas. Sí, estoy 100% de acuerdo. Es sobresimplificar, pero a fin de cuentas sí son ideas que favorecen una agenda masculina. Pero hablar todo el día de sexo y hacerlo con todo mundo solamente para “probar un punto” a los HOMBRES sigue siendo verse en referencia a ellos. Además de que, con el riesgo de escucharme muy feminista radical castrosa, ¿a qué agenda masculina NO sirve el que una chica busque tener sexo con todo mundo? Perdónenme pero no lo va a tener sola. Y lo que muchas chicas ven equivocadamente como liberación femenina, parece más bien libertinaje que favorece más a ellos.

Supongo que lo que quiero decir es, mientras muchas pseudo-feministas se quiebran el coco pensando en qué otra cosa podemos hacer lo contrario a lo que dicen tales o cuales hombres, mejor deberían empezar a verse en términos de ellas mismas. Vestirse como uno quiera, cuando uno quiera. Tener sexo con quien uno quiera, cuando uno quiera.

Siempre que todas nuestras elecciones sigan siendo una reacción a las suyas, seguimos en plena conformación con una patriarquía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s