El menos peor (una humilde opinión)

El mundo está despertando. Más increíble para mí, México lo está haciendo. #YoSoy132. No por izquierdosa, no por acarreada. Porque estoy cansada y porque, no viendo Televisa, uno tiene muchas cosas bastante más claras. Tengo un sólo problema, y es de esa modita joven por el absentismo o por anular votos.

Esto no es un intento de meterles a puño de insistencia aburrida por quién pienso que deban votar. Si es una humilde editorial de porqué pienso que deberían votar por alguien.
No me importaría por quién vote la gente (aunque personalmente lo hace, pero no es mi país, sino de todos). Ni siquiera si lo hicieran por Enrique Peña Nieto. Lo que me molesta es el voto ignorante, manipulado, limitado. Que voten por EPN por guapo, por Josefina Vázquez Mota por mujer, por Quadri por “distinto”, por López Obrador porque lloró cuando le dijeron “No nos falles”. Eso me molesta. Y ese es el caso en México, la mayoría de los votos son o por costumbre partidista, por alguna irrelevancia de Televisa, por miedo. Me gustaría que se votara porque las propuestas les mueven, porque sus prioridades son compartidas, porque sus logros los motivan. Eso no está en ningún lado. No digo solamente en México, pero pues es el que me atañe.
Y claro, muchísimos, yo incluida, dirían “pues claro que no, todos son malos candidatos”.  Lo son. Sea por colmilludos, por pocos-huevos o por tontos, cada político candidato o que rodea a los candidatos es un montículo de popis. Por ponerlo no tan feo, pues. Las propuestas a mi no me convencen, su trayectoria me parece dudosa y sus tácticas se me hacen detestables, grotescas burlas a los ciudadanos. Y mira que nos han burlado ya bastante.
Y muchos dirían, “ya estoy cansadx de Televisa, de los candidatos echándose porquería el uno al otro en vez de ser propósitivos, de el copete de EPN, la edecana de Quadri y la república del amor de AMLO. Quiero anular mi voto” y yo estaría de acuerdo contigo.
Lo estaría si no fuera porque este no es el momento de anular votos. México no es un país (al menos en este momento) en que sea sabio anular votos. Si la gente no informada vota sin saber y la gente informada no vota sabiendo, podemos imaginarnos qué va a pasar. O talvez ni siquiera me quiera imaginar a un feminicida homofóbico corrupto asesino hijo de **** gobernando con las patas.
Suena horrible, está lejos de lo utópico (y, pregunto, ¿no está México también lejos de lo utópico?), pero es momento de votar por quién más cercanamente te represente. Eso creo yo. Es momento de votar por quien menos daño puede hacer. Es momento de votar por el famoso “menos peor”. No porque lo sea, sino porque sino, en una de esas, gana el “más peor”. Y entonces sí que nos ch**gamos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s