1+1

Era tan fácil como quererlo. Quererlo por mí, para mí, gracias a mí. Era tan fácil como que mi mente y mi cuerpo quisieran cooperar conmigo, y lo hicieran cuando yo lo pidiera. Era tan fácil como trabajar por mi propia felicidad y hacerla posible. Era tan fácil como recuperar el control que había perdido.

Era tan fácil y sencillo como ser egoísta, así fuera por sólo unos minutos. Unas horas. Tan sencillo como ver por mí misma y lo que yo necesitaba. Tan sencillo como olvidarme de lo mucho que el mundo me condenaría por ello.

Era un truco de magia, sólo unos conjuros ligeros que decir y BAM, el mundo era mío. Por primera vez en mucho tiempo, el mundo entero se sintió mío. Era así de simple – así son las mejores cosas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s